El poder de la palabra

 De tu voca emana el poder de la vida y de la muerte, alimentada por rodo aquello que está alojado en tu corazón, todo lo que dices, regresa a ti inevitablemente, eres el encargado de hacer que, lo que venga a ti sea bueno, de calidad y que no sea tropiezo en tu vida. 
Haz de tus palabras momentos inolvidables, llenos de color, busca con ellas que los demás sepan quién eres, desnudar tu forma de ser limpia y delicadamente, de eso se trata la capacidad de comunicarte Y de eso también se trata el estar en la mente de los demás.

Alguien sabio dijo: ” Las palabras son […] nuestra más inagotable fuente de magia, capaces de infringir daño y de remediarlo” Albus Dumbledore. Yo optaría por aplicar en mi vida lo siguiente: las palabras con toda su magia, son capaces de hacer feliz a los demás y a uno mismo. 

Anuncios

A quién pueda servir: 

No seas injusto contigo mismo, no permitas que otros te quiten las ganas de sonreír. No le des gusto a los motivos ajenos para dejar de hacer lo que te hace feliz. No arriesgues el amor que hoy te dan aquellos que han decidido hacerlo, por otros que con el tiempo se hacen tenues en tus recuerdos. No expongas tu corazón a prolongadas tristezas, busca siempre un instante para estar alegre y extiende ese sentimiento. No señales con tu mano para justificar tus acciones de a pie, recuerdan que, tu señalas con un dedo y a ti te apuntan tres. Guarda lo mejor de los que te rodean y comparte esas enseñanzas con los que estás por conocer. Mira fijamente, canta, baila, juega como si fueras niño, pues son ellos quienes tienen el corazón limpio. Huye de la amargura, corre a los brazos de un cálido Te Amo. Persiste en lograr tus metas, por grandes que sean ellas. No seas injusto contigo mismo, aún eres joven para morir en la desacertada crítica de alguien más. No te juzgues tan severamente, es posible que vuelvas a equivocarte, una y otra vez. De todo esto se trata la vida.

¡Sonríe, Dios te está mirando!