A quién pueda servir: 

No seas injusto contigo mismo, no permitas que otros te quiten las ganas de sonreír. No le des gusto a los motivos ajenos para dejar de hacer lo que te hace feliz. No arriesgues el amor que hoy te dan aquellos que han decidido hacerlo, por otros que con el tiempo se hacen tenues en tus recuerdos. No expongas tu corazón a prolongadas tristezas, busca siempre un instante para estar alegre y extiende ese sentimiento. No señales con tu mano para justificar tus acciones de a pie, recuerdan que, tu señalas con un dedo y a ti te apuntan tres. Guarda lo mejor de los que te rodean y comparte esas enseñanzas con los que estás por conocer. Mira fijamente, canta, baila, juega como si fueras niño, pues son ellos quienes tienen el corazón limpio. Huye de la amargura, corre a los brazos de un cálido Te Amo. Persiste en lograr tus metas, por grandes que sean ellas. No seas injusto contigo mismo, aún eres joven para morir en la desacertada crítica de alguien más. No te juzgues tan severamente, es posible que vuelvas a equivocarte, una y otra vez. De todo esto se trata la vida.

¡Sonríe, Dios te está mirando! 

 

Anuncios

De la “filosofía” que hay que adoptar

Pocas veces en la vida podemos ser completamente nosotros mismos, yo diría que eso solo pasa cuando estamos a solas, ahí realmente somos quien queremos ser, de resto llevamos una mascaras y créanme, admiro aquellos que no piensan así.

Pero dime, ¿Crees que es posible vivir de otra manera?

La verdad, para mi, eso solo lo puede cambiar Dios, y eso ha sido algo de lo que me ha pasado a mi, Dios me cambió y me dio la oportunidad de sentirme libre de las mascaras, aunque esto me haya traído algunos problemitas, pues a muchos nos les gusta que no seas un “payaso” para ellos, pero qué sentido tendría seguir viviendo así, prefiero agradarle a Él, que estar buscando la aprobación de otros iguales a mi.

En 1 de Corintios 13, encontré un manual perfecto para mi vida y he tratado de compartirlo con quienes me rodean y hoy quisiera que tu lo analizarás, puesto que, ¿de qué sirve tener todo en el mundo, tener dinero, capacidades sobrenaturales, agradar al mundo, si no se tiene amor? y eso es tan cierto, pues el amor compone todo, da sentido a todo y hemos sido hechos y redimidos por Su amor y eso es la locura si lo piensas, pues si no fuera por Su amor, no tendríamos salvación.

No quiero sonarte religiosa, solo quiero compartirte algo de la “filosofía” que decidí adoptar para que haya más felicidad en mi.

Image